Dom. Ene 16th, 2022


Cercanía y oración asegura Francisco al argentino nonagenario Adolfo Pérez Esquivel, premio Nobel de la Paz 1980, tras la noticia de su hospitalización el sábado 1 de enero. La breve misiva la hizo llegar a través del obispo de Mar del Plata, Gabriel Mestre

Vatican News

El Papa Francisco hizo llegar a través del obispo de Mar del Plata, monseñor Gabriel Mestre una breve misiva dirigida a Adolfo Pérez Esquivel, activista de derechos humanos, premio Nobel de la Paz en 1980, quien a causa de una descompensación se encuentra hospitalizado en una clínica de la ciudad costera. El Santo Padre le asegura su oración y acompañamiento por una pronta recuperación, además de expresar su cercanía a su esposa y familia.

“Querido hermano: monseñor Mestre me avisó de tu problema de salud. Por medio de estas líneas te aseguro mi cercanía y mi oración por tu pronto restablecimiento. Un saludo para tu esposa. Que Jesús te bendiga y la Virgen Santa te cuide”, le escribió el Pontífice.

Estable y bajo observación

El pasado sábado, 1 de enero, por la noche monseñor Mestre visitó en el nosocomio de internación a Pérez Esquivel. Allí estuvo dialogando y rezando con él quien recibió el sacramento de la Unción de los Enfermos. Según refiere una nota del obispado marplatense, el obispo ha invitado a los fieles a orar por la recuperación “de este argentino comprometido con la paz, el bien común y los derechos humanos”.

El activista argentino, que cumplió 90 años el pasado 26 de noviembre, había viajado junto con su esposa y otros familiares a la localidad veraniega argentina por excelencia. En el momento en que se descompensó recibió una primera atención en la Unidad Médica Presidencial de Chapadmalal y luego fue trasladado a una clínica privada de Mar del Plata. Según informa la ONG Servicio de Paz y Justicia (Serpaj) de la cual es fundador, actualmente está estable y bajo observación.

«Destacado defensor de los derechos humanos»

Francisco elogió a Esquivel como un «destacado defensor de los derechos humanos» en un mensaje enviado el año pasado, con motivo del 40 aniversario del Nobel. «Gracias por su testimonio en los momentos hermosos y dolorosos del país, por sus palabras, su valentía y su sencillez», escribió el Pontífice, deseando a su compatriota seguir adelante en su compromiso, siempre con humildad.

Además, Pérez Esquivel entrevistado el 28 de mayo por el periódico oficial de la Santa Sede, L’Osservatore Romano, explicó que se estaba trabajando mucho para «ayudar a las personas que el Papa Francisco llama los ‘descartados'». Denunciando la pandemia de Covid, pero también el riesgo de una «pandemia de hambre», Esquivel agregó: «El Papa Francisco apela a la conciencia y al corazón de los poderosos y dice que ‘nadie se salva solo’. Para construir una sociedad donde la ley y la igualdad sean válidas para todos, es necesario difundir la cultura de la solidaridad”.

Embajador de justicia y paz

Pérez Esquivel recibió el prestigioso reconocimiento internacional por sus denuncias contra los abusos de la dictadura militar argentina en la década de 1970. Nacido el 26 de noviembre de 1931 en Buenos Aires, estudió arquitectura en la Escuela Nacional de Bellas Artes de Buenos Aires y en la Universidad Nacional de La Plata, se desempeñó como docente por 25 años y en 1971 comenzó a involucrarse en movimientos que luchan por la paz y la justicia. En 1973, fundó el periódico Paz y Justicia que pronto se convirtió el movimiento pacifista y el “Movimiento Ecuménico Paz y Justicia” con diversos grupos cristianos.

A partir de 1976 se dedicó a viajar por el mundo y a diseñar programas de ayuda y desarrollo para comunidades indígenas latinoamericanas, movimientos obreros y otros grupos de personas necesitadas. Durante 1977 y 1978 estuvo preso en Argentina por la dictadura militar del presidente Videla y durante ese período de prisión recibió el Premio Memorial de Paz Juan XXIII otorgado por la Pax Cristi Internacional. Tras el premio Nobel fue designado miembro del comité ejecutivo de la Asamblea Permanente de las Naciones Unidas sobre Derechos Humanos.



Source link

Por CAtolicos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *