Dom. Ene 16th, 2022
En 2013, en Río de Janeiro (Brasil), fue captada esta foto en la que aparece un niño de nombre Nathan. ¡Hoy se vuelve a saber de él!


El pasado 3 de enero, Monseñor Dom Joaquim Wladimir Lopes Dias, Obispo de la Diócesis de Lorena, en Sao Paulo (Brasil), compartió en sus redes sociales dos fotografías: una que conmovió a todo el mundo en 2013, tomada durante la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) que tuvo lugar en Río de Janeiro. Y la otra es una imagen actual directamente relacionada con la primera.

Puedes leer: La historia del “bolerito” mexicano que conmovió al Papa Francisco

La imagen de 2013 atrapa momento en que Nathan de Brito -un niño de 9 años en aquel entonces- se arroja a los brazos del Papa Francisco llorando de felicidad, y en la que también se puede ver al Santo Padre conmovido hasta las lágrimas.

Mientras la lente de un fotógrafo capturaba aquel abrazo, el pequeño Nathan dirigía unas palabras al Papa Francisco: “Santidad, quiero ser sacerdote de Cristo, un representante de Cristo”. Y la respuesta del Papa no se haría esperar: “Voy a rezar por ti, pero te pido que reces por mí. A partir de hoy tu vocación se concretó”.

Jornada Mundial de la Juventud 2013.

Nathan y el Papa Francisco. Jornada Mundial de la Juventud Río de Janeiro (Brasil)

Nathan, firme en el camino de la fe

La imagen actual muestra a Nathan de Brito -todo un joven ahora- con indumentaria religiosa y en compañía justamente de Monseñor Dom Joaquim, ya que ha estado de visita en la Diócesis de Lorena, donde vivió algunos años.

En el texto que acompaña a ambas imágenes, Monseñor Dom Joaquim pregunta: “¿Te acuerdas de Nathan?”. Y en seguida refiere que aquel niño que en 2013 fuera abrazado por el Papa Francisco, actualmente es postulante de la Orden de los Frailes Menores en Rondonópolis (Brasil)

En 2013 Nathan de Brito conmovió al mundo.

Hoy así luce Nathan de Brito con atuendo de seminarista.

En 2018, Nathan reveló al blog Ancoradouro su deseo de seguir su vocación al sacerdocio, y relató que el momento especial que marcó su historia vocacional fu su primera Eucaristía. “Desde ese día -dijo-, yo mismo, indigno como soy, me convertí en un sagrario viviente de Jesús Eucarístico. Otro momento muy fuerte para mí fue el inesperado encuentro con el Papa Francisco en la JMJ Río 2013”.

Las marcas de aquel abrazo en 2013

Cabe señalar que aquel abrazo no sólo marcó la Jornada Mundial de la Juventud 2013, sino que también fue la marca de una campaña vocacional echada a andar por la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil, la cual tomó por sorpresa al propio Nathan.

“Me di cuenta de que existía esa campaña hasta que mi obispo diocesano, en una Misa en la que me desempeñaba como acólito, me comentó que me había visto en el cartel temático de la campaña”.

Jornada Mundial de la Juventud, Río de Janeiro (Brasil). Año 2013.

Cartel de la campaña vocacional implementada por los Obispos de Brasil. Foto: Especial. 2013



Source link

Por CAtolicos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *