Dom. Ene 16th, 2022


El presidente de Kazajistán Kassym-Jomart Tokayev habla de estabilización en gran parte del país, tras la dura represión de las manifestaciones callejeras con decenas de muertos. También han llegado paracaidistas rusos en apoyo de las fuerzas gubernamentales

Marco Guerra y Giancarlo La Vella – Ciudad del Vaticano

«Las fuerzas de seguridad están trabajando intensamente y las operaciones de seguridad continuarán hasta la completa destrucción de los militantes», afirmó el presidente de Kazajistán, Kassym-Jomart Tokayev, en una declaración en la que anunció el restablecimiento del orden.

Desalojo de manifestantes en las principales ciudades

Las fuerzas de seguridad han desalojado la plaza principal de Almaty, la capital financiera del país, expulsando a los manifestantes presentes. Desde ayer, un contingente de 2.500 soldados dirigidos por Rusia está presente en el territorio, mientras se siguen registrando enfrentamientos en las principales ciudades kazajas. El apoyo de Moscú preocupa a Washington, y la administración estadounidense advierte que velará por el respeto de los derechos humanos.

Decenas de víctimas entre manifestantes y agentes

El bloqueo de internet y de las líneas de telefonía móvil no permite tener una imagen precisa de la situación en la ex República Soviética, aunque las escenas de destrucción han dado la vuelta al mundo. Los aeropuertos de Almaty, Aktay y Aktobe siguen cerrados. Según las autoridades, las protestas por el aumento del precio del gas han dejado decenas de muertos, entre ellos 18 policías y 28 manifestantes, al menos un millar de heridos y unos 2.000 detenidos. Tokayev volverá a dirigir hoy a la nación, el tercer mensaje presidencial desde que estallaron los disturbios.

Crisis política y social

La crisis que está sumiendo a Kazajistán en el caos tiene ciertamente un origen social, provocado por el gas, cuyo precio prácticamente se ha duplicado, pero también hay una motivación política, dado que la población está cansada de un liderazgo que ha sido prácticamente el mismo desde antes de la disolución de la Unión Soviética. Este es el análisis de Giuseppe D’Amato, experto en temas internacionales y, en particular, en la antigua zona soviética, entrevistado por Radio Vaticano – Vatican News.

 

Según Giuseppe D’Amato la intervención rusa en Kazajistán debe considerarse como parte del acuerdo de ayuda mutua entre varios países ex soviéticos. Fue el gobierno local quien solicitó la presencia del contingente de paz para restablecer la tranquilidad en el país. La situación en Kazajistán, concluye D’Amato, es actualmente el centro de atención de toda la comunidad internacional; es un país estratégico para Moscú, pero también importante para Europa.



Source link

Por CAtolicos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *