Mié. Ene 19th, 2022


Luego de los irresistibles platos tradicionales que comimos en Navidad, Nochevieja y Año Nuevo, es común que aparezca algún tipo de molestia estomacal o digestiva

Una de las razones es que comemos más de la cuenta, picoteamos un poco de todo y lo hacemos bastante rápido, con un poco de ansiedad, además nuestro organismo no está acostumbrado a este tipo de preparaciones que por lo general son más pesadas y calóricas. Ni que hablar en Latinoamérica que se come el pan dulce, los turrones, las tortas, el lechón o el cordero a las brasas con más de 30 ºC, ¡pero seguramente no pasa nada porque el heladito como segundo o tercer postre ayuda!

Pues lamentablemente el heladito no ayuda, cuando tenemos un malestar digestivo después de una comilona. Lo ideal es comenzar por tomar un té digestivo o alguna infusión y por supuesto dejar de comer.

Para ello la hermana española Sor María Isabel Lora en su libro La botica de Sor Isabel. Los remedios naturales de las monjas dominicas, nos enseña algunos remedios caseros como té e infusiones para aliviar ciertas molestias o dolencias cotidianas. Se trata de remedios tradicionales y populares utilizados durante muchos años por las monjas del convento y de otros conventos de la orden dominica.

Tés digestivos

TEA
Té de menta.

By Robert Przybysz | Shutterstock

Té de menta, ayuda a aliviar la hinchazón abdominal y los cólicos, por lo que también es un buen aliado para disminuir los gases y permite digerir mejor las comidas pesadas. Se puede complementar el sabor agregando rodajas de limón.

No se recomienda consumirla si se presenta acidez estomacal, úlcera digestiva o hernia de hiato.

Té verde, posee entre sus efectos el digestivo, ya que estimula la producción de pectina, una fibra soluble que limpia el intestino, por lo que ayuda al aparato digestivo a funcionar correctamente.

Se puede tomar solo o infusionar con jazmín o azahar para perfumarlo.

Té de boldo, una de sus propiedades medicinales es aliviar molestias digestivas, ayuda a mejorar el funcionamiento del hígado y la vesícula biliar, y a calmar la ansiedad, entre otras. Además al ser rico en un alcaloide llamado boldina ayuda a evitar la formación de cálculos biliares.

Como presenta un fuerte sabor herbal, se puede infusionar con flores de manzanilla para que sea más rico y aromático.

Camomille / © Shutterstock

Té de manzanilla, se dice que esta planta es un milagro de la naturaleza ya que tiene la capacidad de proteger y reparar la membrana gástrica, ayuda a corregir problemas del sistema digestivo. Además al ser un poderoso estimulante digestivo mejora el funcionamiento de los intestinos.

Té de jengibre y limón, el jengibre contiene un ingrediente llamado zingiber que ayuda a eliminar los patógenos bacterianos que atacan el estómago. Cuando se combina con el limón con su acidez se dice que reduce la indigestión, la acidez estomacal, y ayuda a aliviar las náuseas.

También es una buena opción para mejorar la función hepática general gracias las propiedades antioxidantes que posee el jengibre y reductores de triglicéridos.

Todos estos tés se pueden tomar tanto calientes como fríos, dependerá de los gustos de cada uno o del clima (invierno-verano). Pero antes es necesario saber que para tomarlos fríos primero se debe preparar la infusión en el caso de que sea casero y si es de sobre esperar los 5 minutos en agua caliente para que se puedan apreciar sus propiedades y luego sí ya se le puede agregar unos cubos de hielo o refrigerar.

Infusiones digestivas

COFFEE
Una infusión adecuada nos aliviará los posibles problemas digestivos, tanto en invierno como en verano.

Shutterstock | Annado

Infusión de hierbaluisa o cedrón

Hervir una taza de agua con una cucharada de hojas de hierbaluisa. Dejar que repose 15 minutos, colar y beber la infusión dos veces al día.

Tratamiento en afecciones gástricas e intestinales. Antiinflamatorio y digestivo.

Infusión de hojas de tomillo

Hervir una taza de agua y añadir 50 gramos de hojas de tomillo. Dejar reposar 15 minutos, colarla. Beber la infusión tres veces al día.

Tratamiento: digestivo y resfriados.

Infusión de anís estrellado y melisa

Hervir durante 5 minutos dos tazas de agua y mezcladas con 2 flores de anís estrellado y 4 hojas de melisa. Dejar reposar 10 minutos y colar la infusión. Beber un vaso con cada comida.

Se utiliza para las flatulencias y como digestivo.

Infusión relajante

Hervir durante 3 minutos 100 ml de agua con 30 gramos de hojas de tilo, 6 hojas de melisa y 15 gramos de flores de manzanilla. Dejar reposar 10 minutos y colar la infusión. Beber un vaso a temperatura ambiente entre comidas y antes de acostarse endulzado con 1 cucharada de café de miel.

Se utiliza para las flatulencias y como digestivo.

Hacernos una infusión es un remedio casero, fácil e inteligente para días de menús poco habituales y tal vez más grasos y calóricos.

MyraMyra – Shutterstock

Infusión de menta

Hervir ¼ litro de agua con 6 hojas de menta picadas. Dejar reposar 10 minutos, colar la infusión y beber una taza antes de la comida y antes de la cena.

Se utiliza para indigestiones, tratamiento de cólicos y flatulencias.

Infusión de hierbas perfumadas

Hervir agua, llenar una taza y mezclarla con 65 gramos de centaura menor, 20 gramos de melisa y 15 gramos de flores de lavanda. Dejar reposar 15 minutos, y colar la infusión. Beber la infusión templada en sorbos breves.

Se utiliza para el dolor de estómago.

Un poco más sobre las hierbas utilizadas…

Anís estrellado, pertenece a la familia de las Umbelíferas. Tiene propiedad digestiva, reduce la formación de gases y flatulencias, alivia los dolores de estómago, cólicos. Estimula el apetito, y mejora la digestión.

No se recomienda su uso durante el embarazo, la lactancia y menores de 6 años.

Boldo, pertenece a la familia monimiáceas. Una planta utilizada en la medicina popular Chilena, empleada por los mapuche para tratar por ejemplo los trastornos digestivos y hepáticos más comunes. Su propiedad sobre el hígado es de colerético y colagogo, y es un remedio para el dolor de estómago y la gastritis y facilita la digestión.

No se recomienda su uso durante el embarazo y la lactancia, así como en personas que presenten cálculos biliares.

Hierbaluisa o cedrón, pertenece a la familia Verbenáceas. Tiene propiedades aperitiva, eupéptica, carminativa, espasmolíticas y antihistamínicas. Facilita la digestión de estómagos débiles o nerviosos. Tiene una función tónica estomacal, digestiva y tranquilizante. Esta infusión después de las comidas evita los espasmos gastrointestinales y las malas digestiones.

No se recomienda su uso durante el embarazo y enfermedades renales.

Manzanilla, pertenece a la familia de las Asteráceas. Tiene propiedades digestivas, alivia el malestar digestivo, gastritis, digestiones lentas.

Melisa, de la familia Labiadas. Tiene propiedad digestiva, disminuye indigestiones, acidez o trastornos gástricos. Las propiedades sedantes de esta planta puede ser útil para calmar los espasmos digestivos porque actúa en la musculatura de sus órganos.

No se recomienda su uso en embarazadas, madres lactantes, niños pequeños, personas que estén tomando antidepresivos, con problemas de tiroides sin antes consultar a su médico.

Menta, de la familia Labiadas. Tiene propiedad digestiva y antiinflamatoria, facilita la digestión. elimina flatulencias y gases.

No se recomienda su uso en personas con acidez estomacal, úlcera digestiva o hernia de hiato.

lavender
Infusión de lavanda.

Chamille White – Shutterstock

Lavanda, de la familia Labiadas, Tiene como propiedades, relajante, antiséptica, depurativa y aromatizadora. Combate el estrés, nervios y ansiedad.

Tilo, de la familia de las Tiliáceas. Tiene como propiedades, sedante, espasmolítico, hipotensor. Es eficaz contra el insomnio, ansiedad, estrés, nerviosismo. Es un remedio eficaz para las malas digestiones y acidez del estómago.

No se recomienda su uso durante el embarazo y en aquellas personas que presenten  enfermedad del corazón o temen medicamentos para el corazón.

Centaura, de la familia de las Asteráceas. Es considerada un tónico amargo con propiedades digestivas, aperitivas, eupépticas, antiinflamatorias. Se utiliza en digestiones lentas o pesadas, vientre hinchado por malas digestiones.

Tomillo, de la familia Lamiales. Tiene como propiedades digestivo, espasmolítico, estimula el apetito.

No se recomienda su uso en personas con alteraciones gastrointestinales como úlcera de estómago, dispepsia, dolor de estómago, gastritis, estreñimiento, hipersensibilidad y embarazo.

Thumbnail for read also
Thumbnail for read also





Source link

Por CAtolicos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *